RUTAS TEMÁTICAS – Las pozas del valle parte 1

Las aguas del Pirineo valen más que oro y nos llenan el corazón con alegría y bienestar, si podemos tomar un baño en ellas rodeado por el típico paraje de nuestro valle – en aguas esmeraldas o cristalinas,  frescas, limpias… Son unas sensaciones que llegan a ser tan excepcionales que se escapan del alcance de lo que las palabras pueden describir. No hace falta subir hasta los ibones para encontrar lugares maravillosos, podemos ir en búsqueda de las pozas del Valle de Tena.

Tramafoz

Las pozas se esconden.
Tramafoz

En esta primera entrada revelaré unas pozas que están al alcance a lo largo de las rutas que encontráis en el blog. Tesoros que no son muy comunes y nos alivian agradablemente de calor durante los días de verano.

Ubicación de las pozas

Ubicación de las pozas

1- La Presa de Isín

El pueblo Isín está en el Valle del Río Aurín a mano izquierda de la carretera en la subida a Acumuer. La poza y la presa, a mano derecha de la carretera, son bien visibles desde ella y por eso se ve gente a menudo allí.

2 – Las Pozas del Infierno

Las pozas en el Barranco del Infierno

Las pozas en el Barranco del Infierno

Cruzamos dicho barranco en la subida al Cotefablo justo antes del desvío a Yesero. Podemos tomar una pista que arranca antes del puente a mano izquierda. Tras pasar una verja continuamos por ella hasta la encontramos demasiado erosionado para seguir yendo cómodo en bici (decisión subjetiva).  A partir de este momento hay que seguir a pie unos 15min hasta llegar al río. En total tenemos que cruzar 4 barrancos hasta llegar a un murillo semi-caído donde podemos bajar a un campo. Al otro extremo de este encontraremos una borda en ruinas y si seguimos bajando, llegaremos al barranco en una zona donde el agua ha excavado dos bonitas pozas en el lecho rocoso.

Para volver podemos bajar cómodamente por el lecho del río hasta topar con una bonita cascada la cual podemos contemplar asomándonos con mucha precaución. En su cabecera sube a mano derecha una senda que nos dejará en la pista del acceso.

La cascada desde abajo

La cascada desde abajo – sólo se llega rapelando

3 – La Cabecera de la Cascada de Santa Orosia

Todos conocemos la vistosa e impresionante Cascada del Chorro en la subida a Santa Orosia desde Yebra de Basa. Lo que poca gente conoce, son las preciosas bañeras en su cabecera. Allí tenemos las inmejorables vistas sobre el Valle del Río Basa y Sabiñanigo, un vertiginoso patio de 70m debajo nuestros pies, una buena losa de Conglomerado para tomar el sol y varias pequeñas pozas para refrescarnos.

En las bañeras encima de la cabecera del salto

Robert, mi perro, en las bañeras encima de la cabecera del salto

Hay dos sencillas  maneras para llegar:

Vistas desde la cabecera

Vistas desde la cabecera

Primero, ir al Mirador de la Cascada cerca de la antena, dejar la bici y seguir andando por el borde del acantilado hacia el salto – más corto.

Segundo, dejar la bici en la Ermita de la Cruz donde empieza la faja por la cual discurre el sendero hacia las ermitas rupestres y seguir a pie por una tímida senda que nos llevará por el borde del acantilado hasta el último tramo del río antes del Chorro – más bonito, paso de I.

4 – Las pozas del Río Bolática

El Bolática invernal

El invierno convierte el paseo por el Bolática en una aventura de gran belleza, incluso para Robert

El Bolática baja desde la Ripera a Panticosa y entrega sus aguas finalmente al Embalse de Bubal, es decir al Río Gállego. Dado que no pasa por ningún pueblo antes de Panticosa, llegan sus aguas limpias y transparentes, pero después de recibir el desagüe de dicho pueblo está sucio y huelle mal. Podemos remontar el río desde el aparcamiento de la telecabina en búsqueda de las pozas. La primera está a escaso 5min y siempre se encuentra gente en esta zona. Si seguimos, mojándonos la pies, encontraremos cada vez más pozas de gran belleza hasta, después de aproximadamente una hora, un estrecho nos cierra el paso y donde se hallan las más bonitas.

El estrecho del Bolática.

El estrecho del Bolática.
tras una hora de caminata llegamos, sin complicaciones, a la poza en la salida del mismo

5- La pozas de Polituara y Santa Elena

El Río Gállego, recién depurado por el mismo Embalse de Bubal, forma varias pozas en el tramo entre el pueblo abandonado de Polituara y la Ermita de Santa Elena. La más bonita es, sin duda, la badina del gran estrecho donde se encuentra el puente tibetano, pero hay más. Al puente tibetano se puede llegar a pie por una senda que arranca a mano derecha en el principio de la pista que lleva a Polituara o, más bien, en bici por el GR que arranca en la primera curva de la pista que sube a Santa Elena.

a) Desde Polituara podemos acercarnos a la presa (siniestro, pero un espectáculo, si sueltan agua). Debajo del puente encontramos una bonita badina que tiene, por desgracia, mal acceso y ningún sitio cómodo para estar (tumbado).

b) Si bajamos a los campos del pueblo, encontraremos en la orilla una amplia playa de piedras. Río arriba de ella hay una poza grande, pero somero y en su final, justo donde cruza una linea eléctrica el lecho, encontraremos una poza pequeña, pero bonita.

6 – El Río Caldarés

a) Las Pozas de la Sa`Plana.

Justo después de cruzar el Barranco Foronillas en la subida al Balneario, parte una pista a mano derecha que lleva a la Sa’Plana – zona de recreo y merendero de Panticosa. La pista cruza el Río Caldarés en un breve estrecho donde se hallan dos pozas. Se puede bajar por una senda asegurada con cuerdas en la orilla izquierda.

Las Pozas de la Sa'Plana

Las Pozas de la Sa’Plana

b) La presa del Caldarés.

Más arriba, hacia Balneario de Panticosa, se encuentra una presa que retiene las aguas del Río Caldarés y por la cual pasa el tubo que traslada aguas del Río Bolática para entregarlas a la central. Todavía se puede contemplar el túnel viejo que traspasa las calizas del Pico Piniecho. Se llega fácilmente por la pista que baja y es un buen sitio para tomar un baño, saltar y nadar. Sin embargo, no se encuentra gente allí, dado que las aguas son siempre muy frías.

7 – El Barranco Os Lucás

Las Cascadas de Os Lucás con un grupo de barranquistas

Las Cascadas de Os Lucás con un grupo de barranquistas

En Oros Bajo se puede subir cómodamente a pie por una senda que discurre por la orilla del río hasta llegar en 15min al espectacular final del Barranco Os Lucás. Una cascada de dos escalones excavada en el Flysch que dibuja figuras particulares en las paredes a lado del chorro. El agua cae a una poza redondita y suficientemente profunda para nadar un poco. En medio del circo se encuentra una piedra con forma de hamaca que invita a descansar con la vista directamente al salto. Aunque el lugar es umbroso y, por los desprendimientos, no es el sitio ideal para quedarse mucho tiempo, debemos explorar su belleza. A menudo veremos grupos de barranquistas, dado que últimamente está de moda descender este barranco como es más bien caluroso y fácil, pero impresionante y divertido.

8 – Las pozas del Río Arás

Este río tiene una historia muy triste y catastrófico, sin embargo, tenemos que admitir que las piscinas que forman las escalones de las presas de regulación del caudal son buenos sitios para pasar una tarde disfrutando de las aguas que bajan del Sobremonte. Por desgracia, el río suele secarse en pleno verano, por eso es la primavera la mejor época para visitarle.

Un de las pozas del Barranco Arás en primavera

Un de las pozas del Barranco Arás en primavera

Tenemos fácil acceso, si bajamos la pista en mal estado que conecta el Mirador de las Señoritas de Arás con la carretera principal. ¡Cuidado! el último tramo de dicha pista está muy erosionada y con muchas piedras sueltas – difícil.

9 – La Poza de O Soto en Biescas

Se trata de un bonito rincón que forma el Río Gallego en el Flysch antes de pasar por Biescas. La poza, las losas, el acequia y el entorno forman un paraje acogedor y agradable donde se encuentra la arquitectura popular con la de la naturaleza. Por la cercanía de Biescas a menudo se encuentra gente en este lugar.

En Biescas, tomamos la primera pista a mano izquierda detrás de cruzar el puente azul en la carretera que lleva a Gavín. Cuando una verja nos cierra el paso tenemos que dejar las bicis y bajar unas ‘escaleras’ en el muro a mano izquierda. Es el arranque de una senda que discurre por un acequia, que nos llevará a nuestro objetivo (5min).

10 – Balneario de Panticosa

Los Bozuelos: prados, pozas y pinos

Los Bozuelos: prados, pozas y pinos

Yo, tomando un baño refrescante

Yo, tomando un baño refrescante en los Bozuelos

No puede faltar. Aunque quedan 30min de caminata vale la pena subir a este fabuloso lugar de alta montaña. Lo mejor será, dejar la bici en el Refugio ‘Casa de Piedra’ en la explanada del Balneario y subir por el GR hacia Bachimaña, Bramatuero, los Azules o los Infiernos; todo lo mismo al principio. Después de 30min de subida por el Barranco Caldarés se llega a una zona más abierta: Los Bozuelos. Allí se hallan preciosas pozas de aguas frías y esmeraldas – una gozada.

Pero hay más, ya que el barranco de Caldarés es una secuencia de cascadas y badinas. A 15min del refugio nos podemos desviar del camino a Bachimaña y tomar una senda que nos llevaría al sendero que sube hacia Brazatos o el Pico Bacías. En seguida cruza el barranco por un puente idílico. Unos cien metros más abajo está la impresionante Cascada del Pino la cual se podría observar desde un mirador más adelante. Entre puente y cascada, visible desde la senda, hay una poza muy bonita, redonda y con un pequeño resalte, que merece una visita. Si seguimos por la senda podemos bajar al Balneario de nuevo a la zona de la Casa Belio y dibujar de esta manera un maravilloso paseo circular.

La poza abajo del puente

El Barranco Caldarés – la poza debajo del puente idílico de ‘árboles petrificadas’

11 – El entorno de Escarrilla

El Saldo de Escarrilla

El Saldo de Escarrilla

a) Todos conocemos el Saldo. Preciosa y curiosa cascada al final del Barranco Escarra. Podemos subir andando desde el pueblo en una hora o subir con la bici por una pista que se toma después de la última lazada de la carretera hacia Sandiniés. Cuando termina el trayecto que es apto para la bici, quedan 15min de marcha por terreno llano hasta llegar al Saldo.

Salida de la Gaganta de Costechal

Salida de la Gaganta de Costechal

b) Pocos conocen las badinas del final de la Garganta de Escarrilla. Para llegar a ellas tenemos que coger la carretera vieja que rodea el túnel en la carretera hacia Francia. En la primera curva cerrada a la izquierda baja una senda, bien pisada, hasta el cauce del río donde se hallan las badinas y pozas (10min a pie).

Zona de la colada de toba

Zona de la colada de toba, se ve el agua goteando

c) Aun menos conocido es el ‘Caos Blanco’ que se encuentra debajo del pueblo en la final de la Garganta de Costechal. La bajada se puede efectuar buscando una senda en las primeras casas del pueblo (en el sentido de subida). Allí desciende un empinado camino – el camino de retorno del Barranco Costechal – asegurado por cuerdas que lleva al bonito final de dicho estrecho (10min a pie hasta el río).

Río arriba, en una zona abierto, encontraremos unas grandes badinas y una colada de toba a mano izquierda donde siempre gotea el agua. Me parece que es el mismo agua que mana en la Fuente del Llano en el pueblo.

Río abajo toparemos con un caos de bloques blancas donde se han formado dos pozas muy bonitas. En uno de ellas podemos bajar por un tobogán-tronco, pero ¡cuidado! no es fácil remontar la pequeña cascada o el tronco para volver al camino. Lo podemos asegurar con una cuerda que atamos en uno de los bloques o, si preferimos, podemos salir del barranco más abajo remontando la ladera donde se encuentra el desagüe del pueblo – lleno de zarzas y mal olor.

Tobogán-tronco en el 'Caos Blanco'

Tobogán-tronco en el ‘Caos Blanco’

12 – El Barranco Tramafoz

Tramo abierto del Barranco con bañeras

Tramo abierto del barranco con bañeras. Allí llega la senda de acceso.

El valle de Javierre del Obispo y Satué que se esconde detrás de la Corona Santa Cilia es un verdadero paraíso.  Se accede por Larrede desde Biescas o por Magas/Latás desde Sabiñánigo. Todo el valle desagua por dicho barranco y mantiene un hilo de caudal también en verano. Desde la carretera principal se divisa muy bien su corte que divide la Loma de Santiago de la Loma San Martín. El barranco empieza justo debajo del puente que se encuentra en el desvió a Javierre del Obispo y termina en los llanos entre Latás y Larrede donde entrega sus aguas al Gállego y estos son también las dos posibilidades como acceder a las pozas que se esconden en él. El sendero que conecta dichos pueblos es difícil, pero apto para la bici. En una bifurcación señalizada podemos dejar la bici (a lado de una borda en ruinas) y subir a pie. 50m después de un desprendimiento que dificulta el avance por la senda hay una bajada al lecho tímidamente pisada (hito) la cual remontamos hasta la última poza del estrecho.

La fuente que mana constantemente el barranco lleva minerales que dan este color turquesa al agua

La fuente que se encuentra debajo del puente y mana constantemente el barranco lleva minerales que tiñen al agua turquesa

O más bien bajamos por la PR que arranca en el puente cerca de Javierre y desciende por la orilla izquierda hasta el lecho. En este punto vemos ya el breve estrangulamiento y las tres pozas que se esconden allí. La prolongación de dicha senda es el camino anteriormente descrito.

Si combinamos la visita del Tramafoz con un paseo por la Liena Caxicar tenemos una actividad de medio día perfecta, romántica y casi insuperable.

Tramafoz desde la Liena Caxicar

Tramafoz desde la Liena Caxicar

 13 – Las Pozas de Oliván

Debido a su fácil acceso y la cercanía del pueblo, son bien conocidas. Sólo falta bajar desde Oliván al río (Barranco de Oliván) y ya encontraremos una bonita poza debajo del puente. Remontando el río se encuentran más.

14 – La Llana Mayor de la Partacua

La vuelta por la pista de la Partacua entre Piedrafita y Sandinies alberga muchas sorpresas agradables como las paredes verticales, las canales, los ibones, la flora y la fauna que se encuentra en estos prados. Menos visible son las pequeñas pozas que se esconden entre las lomas herbosas en la Llana Mayor. Para llegar a ellas debemos dejar la bici en el punto donde cruza la pista el barranco más grande de los afluentes los cuales, en su conjunto, forman el Río Arguilero. Remontando unos 15min dicho barranquillo (por fuera del cauce – es mucho más fácil) llegamos a estas pequeñas, pero muy bonitas pozas, dado que ya sólo el entorno es de primera.

Poza en la Partacua

Poza en la Partacua

15- La Ripera y Yenefrito

La parte alta del valle que forma el Río Bolática de Panticosa se llama la Ripera y uno de sus afluentes de la vertiente derecha, el Río Laulot, es el protagonista del valle que llaman Yenefrito. Subiendo por la pista de la Ripera encontraremos varias pozas en este entorno espectacular, unas de fácil acceso y otras requieren una buena caminata.

El Río Bolática cerca del Puente de la Rata

El Río Bolática cerca del Puente de la Rata

a) Pozas del Puente de la Rata

Unos 200m después de pasar por el Collado del Patro, tomamos el ramal que baja a mano derecha al río. Debajo del puente veremos la primera poza a la cual sigue una secuencia de unas cuantas más. Fácil acceso, y buenos sitios para tomar el sol o merendar.

b) la Piscina de la Rata

Siguiendo la pista principal unos 500m más tenemos que estar atentos de un barranco que tiene una bonita y visible cascada en lo alto, el Barranco de la Rata. A lado de la pista a mano izquierda está represado y, si nos acercamos, veremos que forma una pequeña piscina. No es muy bonito, pero muchas veces ya me ha aliviado del calor, dado que el acceso es inmediato y las aguas son menos frías que las de los ríos principales de la zona. Por desgracia, se suele secar en veranos calurosos.

c) Las Pozas de Yenefrito

Para llegar a la zona más bonita del valle hay que caminar una hora. Sin embargo, el valle merece una visita, ya que a lo largo del camino encontraremos otras pozas más cercanas. La entrada del valle predomina el Dedo de Yenefrito. La senda pasa por la derecha, pero hay una variante, bastante perdido e invadido por el boj y la maleza, que le rodea por la izquierda cerca del río. En esta zona, antes o después del Dedo, el Río Laulot forma con sus aguas frías algunas pozas. Pero si seguimos por la senda principal, nos llevara a un refugio y después a las cercanías del río en una zona de desprendimientos de bloques grandes y curiosos, una paraje muy bonito con pozas pequeñas, pero muy bonitas. Unos 15min más arriba, después del desvío hacia Catieras, hay otra poza de cine: redondita y con una pequeña cascada.

Una poza de cine en Yenefrito

Una poza de cine en Yenefrito

d) La Poza del Puente del Refugio

Siguiendo la pista principal unos 300m más veremos a mano izquierda un refugio y a la derecha, abajo, un pequeño puente, ambos en estado lamentable. Debajo de él hay una pequeña poza que puntúa por su cercanía y el acceso fácil.

¡Habrá una secunda parte!

Esta entrada fue publicada en Pozas y baños, Rutas de las maravillas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a RUTAS TEMÁTICAS – Las pozas del valle parte 1

  1. Pingback: Dónde bañarse si pasas de las piscinas y te gusta el agua FRÍA | La boda de Teresa y Alberto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *