EXPERIENCIAS – Vuelta por el Sobre Puerto y Santa Orosia

El domingo por la tarde me pude escapar de la tienda y aprovechar este tiempo libre para dar otra prueba a la Flyer X y su batería. Saliendo de Biescas quize subir al Sobrepuerto pasar por la falda del Oturia a Santa Orosia, bajar a Yebra de Basa y volver por Larrede a Biescas.

mapa del serrablo

mapa del serrablo (por desgracia en mala cualidad)

Salí a las 17h50 de Biescas y me dirigí directamente al Barranco de Oliván. Pasé de los pueblos sin detenerme hasta llegué a mis queridos y escondidos caxicos de Susín (Tendrán un nombre en particular, pero no se como la gente de la zona los llaman.) A mis clientes que se dirigen a Susín siempre les digo que se paren y admiren estos 3 ejemplarios extraordinarios de Quercus, pero sólo pocos me hacen caso, así me aprovecho en esta entrada para promocionarlos un poco.

Al principio de la subida al Sobrepuerto se hallan estos árboles al margen derecha. El primero se encuentra fácilmente por un ramal de pista que parte a lado de él. El segundo y tercero se esconden un poco más en el bosque, pero merece estar atento y visitarlos, ya que el tercero es uno verdaderamente majestuoso.

Uno de los Quejigos de Susín

Uno de los Quejigos de Susín en la penumbra

Después de una corta ‘charla’ con este ser que tiene más de cientos y cientos de años seguí por la interminable pista que sube al Cruz de Basarán. Estas 20km desde Biescas me costaron más que una hora y dicha cruz fue mi segunda parada. Aunque el sitio – salvo su aislamiento en estos tiempos – no es muy bonito, se trata de un punto geográficamente importante:

Hacia el norte se llega por una pista en mal estado a Ainielle – un de los pueblos abandonados que llegó a ser famoso por el triste libro “La lluvia amarilla”.

Hacia el este conecta una pista con el valle de Otal y Escartín y hacia el oeste – por donde vine – hacia el Valle de Tena.

Sobrepuerto

Los pueblos Cillas y Cortillas, el Canciás y el Tozal de Guara de bajo de la luna

Me dirigí hacia el sur siguiendo una pista que lleva principalmente a Santa Orosia y al valle del río Basa. (Digo ‘principalmente’, porque hay otros ramales que bajan a Bergua o Susín.) A partir del Cruz de Basaran la excursión ganó en vistas y belleza, dado que la trocha se retorce entre campos abiertos por una loma soleada hacia el Oturia con vistas a varios pueblos abandonados en primer y las Sierra de la Tendeñera y el macizo del Perdido en secundo plano.

Vistas a la Tendeñera

Vistas a la Tendeñera
Izq. a der.: Peña Sabocos, Tendeñera y Pico de Otal

La pista es pendiente, complicada y gasto una barra de la batería entera para llegar al paso

La bajada a Yebra de Basa

La bajada a Yebra de Basa

a la otra vertiente del Oturia – el punto más elevado de la ruta. Aquí las vistas me obliguen a detenerme y contemplar el entorno de nuevo (¡mira el vídeo abajo!). La cumbre está cerca, a quizás 20min a pie, pero se me va la luz del día y lo dejo para más adelante y empiezo la larga bajada de 18km hacia Yebra de Basa.

La Flyer X el macizo del Perdido

La Flyer X el macizo del Perdido

La Iglesia San Pedro de Larrede

Ya de noche en La Iglesia San Pedro de Larrede

En estos 18km de bajada por pista noté las dos suspensiones que me aliviaron las vibraciones y los golpes más fuertes. Como se hizo de noche y conozco  a la zona ya bien, paré sólo un momento en la fuente para coger agua y pasé de largo sin descanso por la senda a las ermitas rupestres (20min a pie), la cabecera o el Mirador de la Cascada – todas son atracciones que deben ser visitadas normalmente. Desde Yebra me fui directamente a Aurín, por el Puente de las Pilas a Larrede y volví  a las 10h30 a Biescas.

En total una excursión muy recomendable que requiere ya cierto nivel y forma física, incluso usando una bicicleta eléctrica.

Con las paradas que me he saltado se podría llenar un día entero y parar en Yebra para comer. La vuelta a Biescas haría en este caso por Osán, Sardás, el Valle de Satué y Javierre del Ovispo, Larrede y Orós.

Impresiones y análisis aquí:

Video

Video

Por cierto, la canción del vídeo es otra vez del grupo catalán ‘Mishima’.
Esta entrada fue publicada en Cascadas, Ermitas, Iglesias de Serrablo, Monte, Pueblos abandonados, Rutas culturales, Rutas de las maravillas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *