EXPERIENCIAS – De Biescas a la Partacua

¡Una vuelta de la superlativa! La conocida excursión entre Piedrafita y Tramacastilla por la Sierra de la Partacua es famosa y muy visitada – no sólo por ciclistas, también por el tren turístico. Me parecía un buen reto para mi Flyer X, pero con la condición de hacer el recorrido desde Biescas. De esta manera se acumulan casi 1000m de desnivel en una distancia de más que 50km.

A las 19h30 me pude escapar del trabajo y empecé a subir a Bubal. Desde allí elijé la vieja carretera a Piedrafita, dado que es mucho más romántico y poco frecuentado. Desde el pueblo me subí en un pis-pas a Lacuniacha donde empieza la pista forestal que me llevaré al objetivo principal: la Partacua (1h).

La carretera vieja a Piedrafita

La carretera vieja a Piedrafita

Mientras al principio tenia dudas por la autonomía de la Flyer ahora, pasando por los prados en la sombra de la Peña Telera me olvido totalmente de eso, y también de la bicicleta, de mis piernas… La excursión se convierte en un vuelo – sensaciones que no me dejan hacer más que contemplar el paisaje que pasa por mis ojos.

La pista da una amplia vuelta por estas montañas espectaculares y está en buen estado. Paso por toda la Partacua, sus canales y las Peñas de Cantal donde se esconde un pequeño ibón. Me tengo que parar para hacer unas fotos.

La Flyer X  la Partacua

La Flyer X la Partacua

Más adelante me detuve de nuevo para hacer más fotos. De la izquierda a la derecha: Llena Cantal, Tebarray, Piedrafita, Los Infiernos, Algas, Argualas, Fenías, El Pico, Batanes, Labaza, Vignemale, Brazatos, Piniecho, Baldairán, Catieras, Ferrera, Fenés, Escuellas, Mallaruego y ¿el Taillón?

Las vistas desde los prados de la Partacua

Las vistas desde los prados de la Partacua

Siguiendo la pista crucé el barranco principal y empecé a bajar por la otra vertiente del valle hasta el Ibón de las Paúles. Otra sesión de fotos:

El Ibón de las Paúles. Al fondo: Arriel, Palas y Balaitus

El Ibón de las Paúles. Al fondo: Arriel, Palas y Balaitus

Ya se hizo de noche y no pude disfrutar de la bajada como debería, pero llegué salvo y sano a Tramacastilla. Allí puse las luces y volví por carretera a Panticosa donde aterricé a las 22h00 justo para la cena.

El día siguiente la bajada a Biescas fue pan comida. 63km, 1098m de desnivel sin incidencias, ni agujetas – sólo placer.

Esta entrada fue publicada en Excursiones guiadas, Ibones, Monte, Rutas de las maravillas y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *